La tranquilidad perdida en Cancún

Por Lizzy Santoyo http://twitter.com/lizzysa

¿Cómo estás? Le pregunté a un amigo. “Nervioso”, respondió. Me sorprendió la sinceridad de su respuesta al no poder ocultar su estado de ánimo. Recién regresaba de un centro comercial muy conocido en Cancún: Malecón Américas donde la mayoría de los cancunenses disfrutan pasar un buen tiempo ya sea de compras, en los cines, comiendo o solo paseando.

Este amigo trabaja en una tienda departamental del mismo centro comercial, había salido a comer junto con una compañera, sentados en el área de comida rápida, como cualquier otro día, una señora estaba sentada frente a ellos acompañada por su pequeña hija de 3 años. La señora se levantó un momento por un refresco, al regresar comenzó a exclamar “¡Jennifer!”, volteaba para todos lados y repetía el nombre de la niña una y otra vez, mi amigo se sorprendió al no haberse percatado en qué momento la niña había desaparecido, lo mas sorprendente fue que nadie en una plaza repleta de gente, absolutamente nadie había visto algo y peor aún nadie hacía algo al respecto. La mujer gritó mas fuerte, mi amigo y su compañera decidieron ayudarle.

Dos horas de búsqueda donde policías también participaron en la misma. De Jennifer no se volvió a saber nada.

Hace seis años que vivo en Cancún, si algo disfruto de este lugar es la seguridad que le caracteriza, sin embargo es triste ver que ya no es lo que solía ser. Además de esto me pregunto, ¿hasta que grado nos hemos vuelto insensibles e indiferentes como sociedad? Una plaza de comida rápida a reventar y absolutamente nadie se inmutaba ante la desesperación de una madre. Y lo más triste aún es que esto sucede constantemente en nuestro México.

En ciertos países como en Francia si uno ve a una persona en peligro o lastimada, es un deber como ciudadano el ayudarle. Lo toman no solo como un deber civil sino moral. Recuerdo en un viaje, ir en coche con la familia con la cual estuve unos meses, de pronto vimos una persona tendida en la calle, inmediatamente detuvieron el coche y le asistieron, yo tenía temor de que fuera una “trampa estilo mexicano” que mientras ayudaban al accidentado alguien mas llegara a asaltarnos. No por esto quiero decir que en otros países no haya violencia, ¡claro que la hay!, sino mi punto es la indiferencia en la que la sociedad mexicana ha caído.

La pregunta es, ¿por qué la sociedad no se siente concernida, ni asume ningún tipo de responsabilidad, por qué tal indiferencia?

Según la Real Academia “indiferencia es un estado de ánimo en el que no se siente inclinación ni repugnancia hacia una persona, objeto o negocio determinante, no hay ni preferencia ni elección”.

Es la indiferencia un síntoma social, con causas y efectos. Aloja una verdad que no se dice, que duele y que molesta. El punto de la indiferencia en la sociedad es que se pierde el reconocimiento de la responsabilidad que se tiene con nuestro semejante.

El ver a una madre sufriendo porque su hija desapareció y fue robada, y el que la gente no hiciera nada, sino apenas llegar a levantar un poco la vista, muestra el alto individualismo que existe, reduciendo al otro a una condición de objeto, se actúa bajo el egoísmo e inhumanidad, los ideales colectivos han sido borrados.

Para que una sociedad funcione debe existir una “afirmación social” donde se reconozca la humanidad del otro. Cuando el pueblo percibe que ante la violencia “no hay nada que uno pueda hacer” es cuando se corre el riesgo de ser indiferente.

La violencia comienza a crear un lazo social desgraciadamente, donde se disputa territorios, se inscribe miedo en los habitantes, es el juego de ser el Amo que se rehúsa a un orden. La forma mas sencilla de controlar es instalando incertidumbre en cualquier esfera, a nivel político, económico etc.

Con ello la sociedad llega al punto en que suspende la capacidad de pensar y por lo tanto no hay voluntad para actuar salvo en pocas ocasiones provocadas por lo emotivo, pero que resulta en movimientos normalmente efímeros.

México es un país que olvida pronto tanto sus tragedias, como lo que había demandado. Pocas son la voces que se levantan para despertar a la sociedad. Caemos en el error de acostumbrarnos a vivir en miedo, incertidumbre y desconfianza.

México es un país maravilloso y como habitantes tenemos mucha grandeza y mucha riqueza, sin embargo hemos permitido que la violencia y la situación cautericen nuestro corazón haciéndonos indiferentes ante el otro ser humano.

Repudiamos a quienes nos tienen en esta situación como país, sin embargo y a modo de conclusión en palabras de Elie Wiesel escritor rumano Premio Nobel de la paz “…ser indiferente a ese sufrimiento es lo que hace al ser humano, inhumano. La indiferencia, después de todo, es más peligrosa que la ira y el odio. La indiferencia no obtiene respuesta (…) Y por lo tanto, la indiferencia es siempre amiga del enemigo”.

Seamos amigos de México y no enemigos

Cancun: relato de una ciudad sin X

Del Blog Entre azul Turquesa y Buenas Noches


Ayer… trataba de encontrar mi identidad, para compartirla, no crean que perdí mi IFE, lo que sucedió fue algo mucho más estremecedor… me dí cuenta que para poder convencer a alguien, debo apelar a sus más hondas raíces… ¿De dónde salió esta inquietud? del reclamo legítimo que tenemos, en la ciudad donde vivo, para que a nosotros ciudadanos Mexicanos, se nos escuche y se nos tome en cuenta

¿Les suena conocido el argumento? Creo que sí… a todos… pero hoy no vengo a explicar, el por qué lo merecemos, ni siquiera vengo a cuestionar el por qué nos sentimos, fuera de todo contexto de mexicanidad, socialmente abandonados, y huérfanos de identidad.

Hoy vengo a compartir con ustedes porque soy mexicana, y quizás en el trayecto pueda convencer también a mis hermanos,de que también lo son, a ellos… los que cada día viven, luchan y trabajan en esta ciudad llamada Cancún, que nos dió la oportunidad de vivir y de crear una historia diferente.

Yo nací, en Jalapa,Veracruz… que debí escribir con X y ya verán por qué, esa letra nos define, como decía el libro de español de 1ero de primaria… una lección que jamás se me olvidó… porque en su sonido lleva nuestra primera raíz, con sus tres fonemas es la voz que nos contiene.

A mi, ya no me tocaron los libros, que traían aquella hermosa mujer morena que sostenía la bandera… me tocó el cambio en 1978, cuando el sr. Presidenteen turno dió al libro de texto gratuito un semblante nuevo… y ahí empezó todo… un mar de contradicciones…

Se formuló el emblema Hecho en México, con la cabeza del águila y aquel slogan que decía “lo que esta Hecho en México está bien Hecho”, eso decía…

Sólo que… por las fronteras empezaron a entrar cada vez más productos de otros lugares, que llamaban fayuca, así las industrias Mexicanas en vez de ser innovadoras se convirtieron en maquiladoras y miles de personas migraron a las ciudades del
norte del país a buscar la oportunidad, el paso al territorio del vecino fue lógico…

empezamos a exportar materia prima y mano de obra… los peregrinos, de su patria, se volvieron migrantes clandestinos… pero se llevaron la X con ellos… y el águila también.

Un día… descubrí que mi facilidad para aprender lenguas extranjeras, me abría otras puertas, y yo misma emigré pero no al norte… sino al sur, a una ciudad nueva que se llama Cancún cuando llegué era 1992… Hace ya 19 años

Comencé a trabajar… y el mundo apareció ante mis ojos, como el turismo es la fuente principal de empleo en esta hermosa ciudad, me adapté a sus tiempos y sus horarios los cuales requieren de mucha responsabilidad y mucha actitud de servicio (olvídate de fines de semana y de días festivos, y sabes a que horas entras, pero no a qué hora sales)

Y sorpresa, en mi entorno no se hablaba casi en español, desayunábamos hamburguesas, cenábamos sandwiches y tomábamos leche importada… todo era importado, absolutamente todo, hasta nosotros, los trabajadores, que veníamos de cada rincón de México, y también de otras partes del mundo.

Jóvenes en su mayoría,con muchas inquietudes, pero migrantes, como las aves, veníamos por temporadas, hasta yo lo llegué a pensar así, aquí celebrábamos el 4 de julio, porque el 16 de septiembre pasaba sin pena ni gloria, y del 20 de noviembre ni quien se acordara, la X estaba por borrarse de nuestra memoria colectiva, y entonces llegaba la navidad…

La familia que casi nadie tenía cerca, pesaba y pesaba mucho… tanto que pasada la temporada de fin de año, mas de la mitad se regresaban a sus casas… otros nos quedamos, y en vez de regresarnos hicimos que el mundo girara, y la familia viniera con nosotros, así llegaron padres y hermanos.

Entonces, ya no nos fuimos, poco a poco empezamos a recuperar la X junto con los vocablos en lengua Maya… Uxmal,Yaxchilan,Sunyaxchen… ellos los legítimos pobladores, herederos de esta tierra sin duda más fuertes que nosotros los mestizos, aguantaron y nos enseñaron el amor a sus tradiciones, pero faltaba algo, todos sabíamos que Cancún aún no era México, no había mercados, ni se comía nuestra comida.

Así empezamos a traer carnitas de Michoacán, picadas de Veracruz, pozole de Guerrero, tlayudas de Oaxaca, cemitas de Puebla, tortas ahogadas de Guadalajara, el colorido de Chiapas, empezamos a ganar terreno y el picante llegó, el habanero, el jalapeño, el chipotle, el chile de árbol, el guacamole, indispensables para nuestra cocina.

Pero la ciudad seguía siendo fría, los centros de reunión seguían siendo los antros, y los bares, el paseo… era salir a la playa,ir al único cine o asistir a misa en la única iglesia que había… del parque mejor no hablamos… la identidad cultural estaba perdida.

Seguía faltando algo… aún Cancún no era México, porque aún no la queríamos, no era nuestra ciudad, seguíamos sintiéndola, prestada.

Entonces… como un milagro, nació el primer cancunense de nuestra sangre… y empezó a decir soy de Cancún donde el mar es azul turquesa, y los pececitos hacen ¡bu!, donde vamos a la isla en barquitos, y donde… «Entendimos que era su tierra…» y la nuestra también, por fin había Mexicanos en Cancún, que serían orgullosos, de su Patria, de su mar y de su sol… y sobrevivimos Wilma aquel huracán , que nos cambio perspectivas… la ciudad había quedado en ruinas… muchos se fueron, nosotros no, ya era nuestra ciudad y entre todos la levantamos, poco a poco cada día.

Y nos descubrimos de nuevo… Mexicanos, hermanos solidarios…

Hoy aduéñate de Cancún, hermano, que es tan nuestro como el sol y el mar azul, vamos a enseñarle ¡a ser Mexicano¡… Yo, llegué a esta conclusión…

Somos «Un pueblo escogido, en busca de nuestro destino, vamos caminando juntos, para encontrar un lugar, “dónde el águila parada en un nopal se devora una serpiente, esa será la señal…”

Somos “Un pueblo escogido, ombligo del universo que del cielo ve bajar una serpiente emplumada de gran colorido, que se llama Kukulkán”

Somos «Un pueblo escogido sabedor de sus verdades, porque aunque crean que está perdido, aun podemos levantarle…»

Somos «Un pueblo escogido donde la palabra de honor existe, donde la promesa vale, donde detrás de un ideal, va un pensador, un poeta o un artista, un trabajador, un estudiante, un ser humano constante y comprometido»

Somos «Un pueblo escogido, donde la música se vive, donde la guitarra suena, donde la marimba canta… donde el arpa y la jarana y el mismo mariachi baila.»

Somos «Un pueblo escogido donde hay una sonrisa franca, donde un apretón de manos, se prodiga como un abrazo, donde mi casa es la casa de cualquier hermano… emigrante, errante, cansado…»

Eso yo quiero enseñarle, a Cancun y dejarle de herencia a mis niños, porque eso yo aprendí, y por eso me siento orgullosa de ser adoptada en Cancún y Mexicana hasta la pared de enfrente

Corazón de Cancún

Del Blog El Diario-bitácora de Nef

Civitatis donatio
Concesión de la ciudadanía

Curiosidades de la vida han hecho que estas tres semanas desde mi regreso a Cancún tenga lo que hacía casi cuatro años no estaba ni pensado en mi haber: tener las tardes libres. Cuestiones periodísticas y de logística me han convertido en adicto al trabajo –me encantaría ser como Miranda Priestly – a quien le parece muy raro que a las siete de la tarde esté caminando por la calle.

Pero bueno, el caso es que estos días he visto, sentido, oído y pensado mucho sobre estos recorridos, estas vistas de Cancún y el resultado ha sido, con la pena, descorazonador. Siempre he sido un apologista de mi ciudad y sus raras costumbres; soy consciente de que Cancún es una sociedad multicultural cuyo único símbolo de homogeneización es la falta de la misma: Cancún es un crisol con demasiados componentes como para ponerse de acuerdo en uno sólo; los oaxaqueños se unen, los chiapanecos, los tabasqueños… pero de ahí hacia otros grupos, como que no se nos da.

Tras el regreso de Mérida he notado muchas cosas que me hacen pensar en el futuro de nuestra ciudad. De cajón, la conciencia de ciudadanía está muy por los suelos, producto de la constante decepción en la República y sus gobernantes; los cancunenses no sienten que la ciudad sea suya, sino de un grupo de depredadores partidos políticos que le han quitado hasta el acceso a las playas.

Por otro lado, las calles, la gente, la ciudad en su totalidad carece de corazón, le hace falta vida, la chispa, “la partícula de dios” o como le quieran llamar. La sociedad vive su vida sin preocuparse por los demás y cuando lo hace es sólo por seguir la moda, por verse “in” con algún programa de TV o sumarse a campañas que dentro de la idiosincrasia local carecen de seguimiento oportuno y por tal, no genera nada, no propone una solución original a nuestra problemática.

El Cancún que vi cuando era niño no estaba exento de problemas, pero hace 20 años aún se sentía algo especial al decir “vivo en Cancún”, se añoraba la belleza de una ciudad en crecimiento, de un parque con árboles, de un mercado con vida popular. Dos décadas después, la ciudad perdió su belleza, las nuevas colonias crecen sin sentido, los parques perdieron sus árboles y los mercados ya no son más que un esqueleto sin color, sin olor y sin vida verdadera.

La gente que veo al caminar o en el autobús vive absorta en sí misma –lo que en esencia es bueno-, preocupada por los problemas que como individuos o cabezas de familia les atañen, pero sin una conciencia de que la ciudad está perdiendo su sentido de “sociedad”, si es que alguna vez lo tuvo.

Somos los únicos que podemos salir del abatimiento general que sobre nosotros pesa. Nuestra apatía hacia el “ser ciudadanos” nos está cobrando la factura como nunca y no nos damos cuenta. El tiempo pasa y Cancún se pierde en el deslumbrante ocaso turístico; nos negamos a ver que la razón por la que sufrimos desgano hacia los asuntos sociales es nuestra falta de acción cívica: no es el gobierno ni el presidente municipal, ni el Ayuntamiento o los diputados, somos nosotros los que al ejercer nuestro derecho, ignoramos a nuestra ciudad y votamos por el primer pelagatos que se dice “hombre del pueblo”.

La ciudadanía, los cancunenses debemos recuperar el amor por nuestra ciudad, ese amor que nos hace limpiar la banqueta frente a la casa, enseñar a los niños a respetar los árboles, las señales, la propiedad ajena; ese amor que nos hace discernir correctamente al momento de votar. No busquemos que alguien nos arme una marcha y participar en ella para luego regresar a la misma mediocridad cívica: tomemos la enseñanza de la vida, las palabras del amigo y el cariño de nuestras familias para entonces realmente, pero realmente decir “quiero a Cancún”.

El Palacio de Greg Sánchez , antes el Ombligo Verde de Cancún

UPDATE: CADENA HUMANA A FAVOR DEL OMBLIGO VERDE

El día Domingo 07 de Febrero se llevo a cabo de nuevo una manifestación a favor del Ombligo Verde, esta vez para hacer una cadena Humana Frente a la Construcción del Palacio de Greg Sánchez , y como la vez pasada estuvimos reportando en tiempo Real desde Twitter y Subiendo Fotos

La cita fue nuevamente a las 10:00 de la mañana, pero esta vez directamente en los alrededores del lugar

DSC06399

Se aprovecho para que los que no pudieron asistir al Firmaton del día anterior pudieran anexar su firma a la Petición ahí mismo

DSC06400

La gente se empieza a movilizar hacia la Avenida Kabah

DSC06412

La cadena humana formándose

DSC06415

Mirando hacia el otro lado

DSC06422

La cadena cubría toda la parte del Ombligo que da hacia la Kabah, con aproximadamente 150 personas hasta donde alcanzamos a contar

DSC06436

DSC06444

Y aquí un pequeño vídeo

El Set completo de fotos lo pueden ver aquí, haciendo click en cada imagen se abre mas grande

 También se convoco al siguiente movimiento, que será el Domingo 14 de Febrero , en el mismo lugar, esta vez serán Cacerolazos, el caso es hacer ruido, y mucho

Hace ya casi un año empezó la controversia con el anuncio de la construcción de un nuevo Palacio Municipal en lo que en Cancún se ha llamado «El Ombligo Verde» , que es un área ubicada en el Centro de la ciudad, pueden leer las notas relacionadas a este asunto en el sitio de Noticaribe, desde el inicio algunos grupos levantaron la voz ante este proyecto debido a que devastaria gran parte de los árboles de esta zona, sin embargo desde el inicio el Alcalde de Benito Juárez, Greg Sánchez Martínez ha defendido su capricho y este es el estado actual al mes de Enero del 2009 del Ombligo Verde

Así estaba la zona

 Ombligo

Y así esta actualmente 

 Iexcavacion omligo 15-01.2010 001

En el Viejo Palacio Municipal pueden ver la maqueta de lo que será el Nuevo Palacio de Greg

 DSC06098

 DSC06095

Es por esto que hace tiempo se vienen realizando algunas manifestaciones a favor de proteger este zona, la mas reciente fue una organizada por un Grupo en Facebook , que se convoco este Domingo en el estacionamiento de WallMart y al que VivoEnCancun pudo asistir y reportar en Tiempo Real en su cuenta de Twitter y su Twitpic 

De esta manifestación les dejo algunas imágenes

Ombligo verde

A eso del medio día la gente empezó a llegar al Palacio de Greg con la marcha, después de haber salido de el Estacionamiento de WallMart y haber hecho un recorrido

Ombligo verde

Cuando la gente se iba acumulando empezaron a llegar varias patrullas para vigilar todo

 Ombligo verde

La gente pese a la lluvia organizo una cadena humana y empezó a rodear el Ombligo Verde cantando consignas en contra de la construcción del Palacio de Greg, luego marcharon alrededor del Parque

 Ombligo Verde

Por ultimo se organizo una sesión de información por algunos dirigentes de la marcha donde se informo las acciones que se están tomando y el proximo movimiento a favor del Ombligo Verde el 07 de Febrero

 Ombligo verde

Es curioso hacer notar que los Policías que estaban viendo todo anotaba placas y números de los Taxis que tocaba los claxons o que recibían las pegatinas de apoyo a la manifestación

 Ombligo Verde

Todas las fotos que se tomaron de la manifestación las pueden ver aquí

 

Atlante – Morelia 24 Enero 2009

Cancun, Quintana Roo, 24 de Enero de 2009.- El equipo de los Potros de Hierro del Atlante de Quintana Roo inicia su aventura del 2009 en casa con un contundente triunfo por marcador de 2 goles a 0 sobre el equipo Monarcas Morelia en el partido Realizado en el Estadio Andrés Quintana Roo de la Ciudad de Cancún, el día 24 de Enero de 2009.


El primer tiempo fue muy trabado en la media cancha, y aunque era el atlante quien mayor posesión y control de balón tuvo, no pudo penetrar la barrera defensiva que el

equipo Monarcas presento, pocas jugadas de peligro en ambas porterías y lo más relevante fueron las jugadas a balón parado que terminaban siempre con el balón fuera del terreno de juego. Así termino el primer tiempo sin decisión para ninguna de las 2 escuadras.
Para el segundo tiempo, salieron los mismos 11 que iniciaron el partido en ambos equipos, aunque al parecer la charla del medio tiempo con el Director técnico, el
Profe José Guadalupe Cruz surtió efecto y el equipo Atlante se volcó hacia adelante, con un GianCarlo Maldonado Tirado hacia el frente acompañado siempre por Luis Gabriel Rey. Fue así como al minuto 13 del segundo tiempo, Maldonado escapo por el
centro del campo y ante un inminente peligro de Gol, el defensa no tuvo más alternativa que cometer una falta, falta que fue sancionada con un Penal que fue cobrado por Luis Gabriel Rey, para marcar el primer tanto del encuentro.
Uno de los jugadores más activos del partido fue el Christian, el Hobbiet Bermúdez, desestabilizando a la defensa con la movilidad y agilidad que lo caracteriza de la

mitad de la cancha hacia adelante. En una de tantas llegadas del equipo Atlante al
Arco Rival, Daniel Guerrero se encontró con un rebote que prendió como venia para marcar el segundo gol del partido al minuto 24 del segundo tiempo, y con esto poner los cartones definitivos.
Este partido marco el debut en casa del nuevo refuerzo de los Potros, el Jugador Rafael Márquez Lugo quien tuvo una
discreta actuación por los pocos minutos que intervino en el encuentro.
El Árbitro del Encuentro el Sr. Paul Enrique Delgadillo Haro, tuvo una actuación aceptable interviniendo cuando tenía que hacerlo. Estuvo auxiliado en este encuentro por los asistentes Alejandro Cruz Rios, Jesús Sevilla Palafox en las líneas, y como cuarto oficial el Sr. Héctor Gomez Ponce.
Ahora el Atlante visitara a los Tuzos del Pachuca para después regresar a su casa para enfrentar a los Jaguares de Chiapas el 7 de Febrero de 2009.

ARTICULO PUBLICADO ORIGINALMENTE EN xe3osc – Cancun

zp8497586rq