SAT, robo de contraseñas y cobran devolución

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) detectaron casos de robo de la identidad del contribuyente para hacer la declaración anual y  después cobrar el monto de la devolución de impuestos.

Oficinas del SAT en avenida Hidalgo, en la ciudad de México. Foto Cristina Rodríguez

Oficinas del SAT en avenida Hidalgo, en la ciudad de México. Foto Cristina Rodríguez

“Se suplanta la identidad de los contribuyentes con el objeto de presentar su declaración, reportar saldos a favor de Impuesto Sobre la Renta (ISR) con información ficticia y solicitar el depósito en la cuenta bancaria de un tercero”, explicaron las dependencias en un comunicado.

Detallaron que esta problemática está lesionando gravemente los derechos de los pagadores de impuestos, en particular a las personas físicas que obtienen ingresos por sueldos.

Cuando la persona física intenta presentar su declaración anual, se da cuenta que alguien ya lo hizo utilizando su contraseña. Con ello, el delincuente obtiene saldo a favor utilizando información ficticia.

“La gran mayoría de las quejas y denuncias recibidas por ambas instituciones provienen de contribuyentes que obtienen sus ingresos exclusivamente por salarios y resultan ser casos especialmente sensibles”, detalla el comunicado.

Cuando el contribuyente se da cuenta, el depósito ya está efectuado, colocándolo en un estado de inseguridad jurídica, pues ya no puede obtener su devolución y tiene que iniciar denuncia penal contra quien resulte responsable.

La Prodecon informó que prestará el servicio necesario para asesorar a los que resulten afectados por esta práctica.

Ni el SAT ni la Prodecon precisaron el monto a que ascendería el fraude, pero recomendaron a los contribuyentes cambiar periódicamente su contraseña y denunciar los casos para llevar a cabo la investigación correspondiente.

El SAT comunicó

“La gran mayoría de las quejas y denuncias recibidas por ambas instituciones provienen de contribuyentes que obtienen sus ingresos exclusivamente por salarios y resultan ser casos especialmente sensibles, ya que cuando se da cuenta el contribuyente afectado de la suplantación de su identidad, el depósito ya está efectuado a la cuenta de quien defrauda, colocándolo en un estado absoluto de inseguridad jurídica, pues ya no puede obtener su devolución y tendría que iniciar denuncia penal contra quien resulte responsable”, dijo el SAT.

Por su parte, la Prodecon consideró “trascendental dar a conocer y advertir sobre este tipo de prácticas indebidas e informa que prestará todo el apoyo necesario para asesorar y acompañar a los afectados que decidan presentar denuncia en el proceso penal respectivo. Resulta necesario emprender acciones que sancionen a los defraudadores de los contribuyentes cumplidos”.
Fuente: Tucancunix.net